Un diez en el simulacro de evacuación de incendios

Noticias que corren como la pólvora, de forma literal…

En la calurosa mañana del viernes 21 de febrero, el Colegio Luis Amigó se nos quemó. Enterito. Afortunadamente no hubo que lamentar heridos. El fuego se pudo apagar con la ayuda de coches de bomberos que acudieron a la llamada del Director y también de ambulancias que se presentaron allí nada más iniciarse el protocolo de evacuación. Todo quedó en un gran susto.

Alguien provocó el incendio. En el Colegio tenemos unos profesores de Lengua muy originales y, como en clase de 1º ESO estaban practicando “La Noticia”, decidieron provocar una, en directo, para que los alumnos pudieran hacer prácticas de reporteros dicharacheros.

Total, que el experimento se les fue de las manos. Pretendían quemar solamente un viejo periódico y consiguieron que ardiera, primero, toda la Biblioteca (¡con la de trabajo que llevaban ya hecho Inés y Daniel, digitalizando todo el archivo de libros y documentos! Menos mal que ahora tenemos todo en la “nube”… ;)), y después, la caja de fuegos artificiales que almacenaba José Manuel en su despacho para cualquiera de los eventos, a la valenciana, a los que nos tiene a todos acostumbrados.

El experimento terminó siendo una fiesta de ruido y color que finalizó enseguida, lo que duró la mascletá.  Las ventanas de la planta baja, donde realizaron la quema, estaban abiertas hacia el patio interior, lleno de pajaritos, pavos reales, palomas, patos… Y la bandada de estorninos, a los que Javier Lana ya había tranquilizado con su cambio de fechas 😉 (el miércoles de Ceniza lo celebraremos finalmente 26, 27 y 28 de febrero), huyó despavorida al escuchar los petardos. ¡Pum! ¡Pum! ¡Pata pún pún pún! Y luces y explosiones y la sirena de incendios que empezó a sonar, armoniosa, “Piii Piii Piii”, con la orquesta de ruidos varios. Era un espectáculo mirar hacia el patio, esa mañana, desde el pasillo acristalado. Un humo negruzco y un característico olor a pólvora comenzaron a impregnar, ligeramente, el cielo y el entorno del patio. Antonio y Daniel no perdieron ni un minuto en proceder a apagar cualquier rescoldo del fuego que pudiera quedar, con las mangueras del jardín que estaban regando.

Los alumnos de Lengua, raudos y veloces, enseguida se pusieron a anotar todo en sus libretas de reporteros. Qué, cómo, cuándo, dónde, por qué. Todos los datos en importancia decreciente. Había que dejarlos listos para redactar después un buen titular, una entrada y un buen cuerpo a la noticia. Alguno de ellos hasta se animó a avanzar al tema 7 y comenzó a describir, objetivamente, a los estorninos que volaban espantados.

Pero la noticia corrió como la pólvora, de forma literal, y no quedó ahí: Como los alumnos del Amigó y el personal del Colegio somos gente muy bien educada, y entrenada, fue oír el ruido de la sirena y toooodos los grupos, todos, empezando por los de 0 añitos en su edificio, todo Infantil, Primaria, Eso y Bachillerato en el edificio principal, frailes, orientadoras con muletas, personal, empezaron a desfilar, ordenadamente, hacia los patios.

Con sus profesores a la cabeza, ondeando unas banderolas verdes y rojas que los niños seguían con verdadera devoción. ¡Y eso que la sirena les pilló celebrando el Carnaval!  Formaron filas, y algunos cuchicheaban, preguntándose a qué se debía aquello, dónde estaba el fuego. Y a nadie se le ocurrió sospechar de los de 1º de la ESO, que andaban por ahí con unas libretitas de notas, despreocupados, interrogando a los testigos y anotando… ¡Si  hasta se trajeron a la fotógrafa, Mary Mar, a hacer unas fotos! (Las que ilustran esta reseña).

Gracias a Dios no hubo heridos: Todos los profesores expusieron, en filas bien formadas, sus tarjetas en verde ( que querían decir: “Todos mis alumnos están aquí y están bien”), y los graciosillos de 1º de la ESO se llevaron tarea para este pedazo de puente que a todos los demás nos ha permitido descansar. Tienen que redactar una buena noticia, ilustrada, para la vuelta. Sus profes tampoco se han librado, ¡tendrán que corregirla!

¡Feliz Carnaval, familia, y buena entrada en la Cuaresma!

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para mejorar tu experiencia de usuario y mostrarte contenido relacionado con tus preferencias. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información